Biblia Abierta

Alimento Diario - 16 de Mayo - Jesús llama a la puerta

De Apocalipsis 3:20

¡Mira! Ya estoy a la puerta, y llamo. Si alguno oye mi voz y abre la puerta, yo entraré en su casa, y cenaré con él, y él cenará conmigo. - Apocalipsis 3:20

Reflexion

Son muchas las personas que llaman a la puerta de nuestra casa. Algunas buscan ayuda, otras simplemente quieren hacernos una visita o charlar un rato. Qué bueno que Jesús llamó a la puerta de nuestro corazón, y todavía hoy sigue llamando. No llama solamente una, sino dos o más veces. Y es porque todavía hay tiempo. El Señor está a la puerta, como dice su Palabra: “Ya estoy a la puerta, y llamo. Si alguno oye mi voz y abre la puerta, yo entraré en su casa, y cenaré con él, y él cenará conmigo.”

¡Qué hora bendecida cuando la puerta se abre! Jesús quiere entrar en el corazón de cada uno de nosotros, seres humanos pecadores. La presencia de Jesús en nuestra vida trae consuelo, tranquilidad, paz y esperanza.

ORACIÓN: Quédate con nosotros, amado Padre celestial, pues vivir en tu compañía nos hace mucho bien. En el nombre de Jesucristo. Amén.

 

 

Comentarios:

3:20 -- He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo -- 

" He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno (de los cristianos de Laodicea) oye mi voz (que dice, arrepiéntete) y abre la puerta (de su corazón que ha sido cerrada por la indiferencia), entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo (en comunión íntima)". La tibieza espiritual expulsa a Cristo del corazón y rompe la comunión con El. El arrepentimiento y el celo le hacen volver a entrar en el corazón, y se establece de nuevo la comunión.

 

EXPOSICIÓN 1, 2 Y 3

EL ÚLTIMO TEMA: VULNERABLE  (2020-05-14)

(Se encuentra en "Di tu opinión")